¿FUNCIONARÁ EL “PLAN SHEINBAUM” DE SEGURIDAD EN MÉXICO?
LEER MÁS...
A RÍO REVUELTO: GRUPOS CRIMINALES ENCUENTRAN OPORTUNIDADES EN CRISIS ARGENTINA
LEER MÁS...
COCAÍNA: PASADO, PRESENTE Y (COMPLEJO) FUTURO
LEER MÁS...
¡ÚNETE A LA COMUNIDAD!
LEER MÁS...
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

La guerra contra las drogas ha fracasado. ¿Ahora qué?

Desde hace más de 50 años, las políticas contras las drogas afectan desproporcionadamente a poblaciones marginalizadas. Hasta ahora, no han funcionado...

Crimen y castigo: Mujeres y cárceles en América Latina

Las mujeres constituyen la población carcelaria de más rápido crecimiento en América Latina y en el mundo. Te contamos quienes son, por qué están allí...

Coletta Youngers: “Las políticas de drogas castigan a las mujeres”

Las mujeres pobres constituyen la población carcelaria de más rápido crecimiento en América Latina, en su mayoría recluidas por cargos no violentos de...

Claudia Cardona: “Toda condena es perpetua”

En Colombia, una de cada tres mujeres privadas de la libertad fue acusada de delitos relacionados al transporte de drogas. Su situación no siempre...

Baz Dreisinger: “Las prisiones no tienen sentido”

Baz Dreisinger, periodista y autora de Incarceration Nations, argumenta que las prisiones no ayudan a contener el crimen, y propone nuevos modelos de...

DROGAS, MUJERES Y CÁRCEL:
LA RECETA DE COSTA RICA
¿EN PELIGRO?

Las mujeres representan la población carcelaria de más rápido crecimiento en América Latina. La mayoría está condenada por delitos de droga de poca monta, son jefas de hogar y provienen de entornos marginalizados.

Ecuador ha pasado de ser uno de los países más pacíficos de América Latina a registrar una de las tasas de homicidios más altas de la región. ¿A qué se debe esto? Algunas de las razones incluyen la reconfiguración del mercado mundial de drogas ilícitas y cambios en la dinámica criminal local. Aquí, todo lo que hay que saber.

Te contamos el crimen organizado a través de las vidas de sus víctimas colaterales, quienes luchan por sobrevivir entre poderosas organizaciones criminales y políticas de seguridad que las criminalizan.